Pedro Friedeberg

Es un artista y diseñador de México de origen italiano, hijo de una familia judío-alemana.

No creció con la religión judía sino con el ateismo, aunque una vez fue llevado por un sirviente a una iglesia en secreto para ser bautizado. Friedeberg afirma que, gracias a todas esas experiencias, tiene siete religiones: una para cada día de la semana.

 

Su trabajo llamó la atención de Mathías Goeritz quien lo animó a continuar su carrera de artista. Friedeberg se volvió parte de un grupo de artistas surrealistas mexicanos, entre los que se encontraban Leonora Carrington y Alicia Rahon, distinguidos por su irreverencia, rechazando el arte social y político que era dominante en ese momento. Friedeberg ha conseguido la reputación de excéntrico y afirma que el arte ha muerto porque no se ha producido nada nuevo.

Obra

Friedeberg estudió por un tiempo en Boston antes de incribirse a la Universidad Iberoamericana en 1957 para estudiar arquitectura.

 Conocido por su trabajo surrealista lleno de líneas, colores y símbolos religiosos antiguos. Su pieza más conocida es la “Mano-Silla”: una escultura/silla diseñada para sentarse en la palma, usando los dedos como respaldo y descansabrazos. Friedeberg comenzó a estudiar arquitectura pero no terminó sus estudios. Comenzó a producir diseños que iban en contra de las formas convencionales de la década de los cincuenta, algunos tan increíbles como casas con techos en forma de alcachofa.

  • Grey Facebook Icon

All rights reserved. 2017 Design by Titans Co.